Nueva versión 11 de ETWeb

Lumesse lanza al mercado su nueva versión 11 de ETWeb, software de Gestión del Talento integrado que implanta AUDALIA en exclusiva para todo el territorio nacional.

Esta nueva versión incorpora importantes mejoras en la experiencia del usuario,  en escalabilidad y en compatibilidad. Adicionalmente ofrece una nueva  interfaz de usuario más intuitiva, una potente arquitectura y una mayor compatibilidad con los navegadores web y Office, entre otras muchas mejoras diseñadas para aumentar su adopción por parte de todos los usuarios.

Lumesse ETWeb v11 es también la base para importantes aumentos de funcionalidad en el producto previstos para el año 2012, incluyendo adquisición de talento (e-recruitment) y la integración de Learning Management System adquirida con el Grupo Edvantage (e-learning).

“Nuestros clientes nos dicen que una mayor adopción del software por parte de los usuarios en todas las áreas de su organización les ayuda a obtener el máximo beneficio de su gestión del talento”, comenta el consejero delegado de Lumesse, Matthew Parker. “Hemos escuchado y respondido con una excelente experiencia de usuario centrada en la facilidad de uso, una navegación más rápida, una mayor familiaridad, y más amplia compatibilidad con los últimos navegadores web y aplicaciones que la gente usa todos los días. Lumesse ETWeb ahora ofrece la mejor combinación entre potencia, funcionalidad y experiencia del usuario de cualquier solución de gestión de talento disponible a nivel global”.

La adopción del usuario es cada vez más crítica para las empresas que buscan la gestión del talento como una forma de impulsar la mejora global en el rendimiento competitivo. La nueva experiencia de usuario en Lumesse ETWeb v11 ha sido diseñada para facilitar a los usuarios, tanto habituales como ocasionales, y en cualquier idioma, la obtención del máximo beneficio de la aplicación sin un largo entrenamiento. Basado en un modelo de navegación visual que les resulte familiar e intuitivo para los usuarios de Web 2.0 y aplicaciones de medios sociales, Lumesse ETWeb v11 impulsará una mayor adopción entre los usuarios mundiales con su atractiva interfaz multilingüe.

La mejora de la navegación, de los informes, de las búsquedas y de la capacidad de respuesta son factores que contribuirán para impulsar una mejor calidad de los datos, la productividad y la satisfacción del usuario. En particular, el nuevo Perfil del Talento, más interactivo y configurable, ayudará a los empleados a visualizar su propia información y sus objetivos, así como a mejorar la red interna. Al mismo tiempo la visión más interactiva de la organización ayudará a RRHH a ser más productivo y eficaz en las tareas diarias, con vistas detalladas e información configurable en áreas como el potencial, el desarrollo, el riesgo de salida, la fortaleza del Plan de Sucesión, la compensación y el desempeño. Lumesse ETWeb v11 tiene una interfaz 100% basado en web que ahora es compatible con la versión más reciente de los navegadores más importantes, incluyendo Internet Explorer 9, Firefox y Safari.

Lumesse ETWeb ya está siendo utilizado por algunas de las compañías más grandes del mundo. La mayor escalabilidad de la versión 11 facilitará albergar a decenas o cientos de miles de empleados conectados. Las organizaciones también se beneficiarán de un menor coste de propiedad gracias a un menor requerimiento de infraestructura y una mayor compatibilidad. De acuerdo con la filosofía de Lumesse de ofrecer a los clientes la posibilidad de elegir, ETWeb v11 se puede instalar en los servidores del cliente o en uno de los centros de datos globales de Lumesse. Los consultores Lumesse proporcionan soporte en todo el mundo.

Según Matthew Parker, “con Lumesse ETWeb v11 continuaremos suministrando en el año 2012 innovaciones a nuestros clientes en la gestión del talento, añadiendo nuevas y potentes funcionalidades de adquisición de talento e integrando la tecnología de gestión de la formación adquirida con el Grupo Edvantage. Esto nos proporcionará una capacidad inigualable para facilitar la gestión del talento verdaderamente integrado a lo largo de todo el tiempo de permanencia de los empleados en la compañía, con la capacidad de atender las necesidades de las empresas más grandes y sofisticadas de todo el mundo. ”

Javier Alió, socio director de Audalia Lumesse, opina que “con el lanzamiento de esta nueva versión de ETWeb, se pone de manifiesto una vez más el compromiso de Lumesse con sus clientes, escuchando sus necesidades y desarrollando los productos para satisfacerlas. Además con la incorporación del módulo de e-learning, se cumplirá el deseo de otras tantas empresas que buscaban dicha funcionalidad integrada en su software de gestión del talento”.

Casi 2.000 empresas en más de 70 países, incluyendo las principales marcas como GlaxoSmithKline, Merck, PSA Peugeot Citroën, British Airways y Carlsberg, utilizan ahora la tecnología de Lumesse, el mayor proveedor europeo de software independiente en el mercado de la gestión del talento. Lumesse ETWeb v11 está disponible como una actualización para todos los clientes, y es totalmente compatible en todo el mundo en más de 30 idiomas.

The color of money

En una de mis películas favoritas, “El color del dinero”, 1986, Martin Scorsese, se produce un gran diálogo entre dos jugadores de billar.

En un billar iluminado, con luz tenue, humo de tabaco y lámparas bajas, juegan una partida de billar, modalidad “nine ball”, Eddie “Relámpago” Felson, contra un jugador de color interpretado por Forrest Whitaker.

En dicha partida, Forrest le pega una soberana paliza a Eddie, metiendo una bola tras otra, hablando de familia, de amistad, y de temas variopintos, mientras machaca al pobre Eddie, que pensaba que estaba jugando con un incauto al que iba a desplumar.

El jugador y tahúr profesional Eddie, se da cuenta de que ese hombre, no es un aficionado, sino su alter ego, un jugador…, y le pregunta un lapidario

-¿Eres jugador?…

En ese momento Eddie es consciente de que se la han jugado.

Así mismo, se deben sentir, aquellos que hayan leído la disposición transitoria quinta del Real Decreto Ley 3/2012 de 10 de febrero sobre medidas urgentes del mercado de trabajo, en la que se dice:

“El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que el cálculo de la indemnización por el periodo anterior a la entrada en vigor de este real decreto-ley resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso”

Es decir de esta disposición inferimos por lo tanto:

Que hay que hacer un cálculo tramado, desde la fecha de antigüedad reconocida, hasta la fecha previa a la entrada en vigor del Real Decreto, el  11 de febrero de 2012, en dicho cálculo se pueden producir dos situaciones:

Trabajadores con más de 16 años de antigüedad generados en dicho periodo en la empresa ,mantendrán el tope máximo actual de 42 mensualidades; aunque lógicamente deberían permanecer en la empresa una temporada más, para acceder a ese derecho.

Trabajadores con menos de 16 años de antigüedad en la empresa perderán el tope previo a la reforma y se les aplicará el tope máximo indemnizatorio de 720 días.

¿Eres jugador?…

* Borja Prieto es Gerente del Área de Asesoría Laboral

Auditores en las nubes

En mi primera incursión en el blog, me gustaría hablar de un asunto que sin duda está cada vez más de moda en el mundo empresarial: el uso de proveedores cloud computing.

Para el que no esté muy al tanto de todo esto, procederemos a explicar en qué campo nos movemos. Las llamadas ‘nubes’ permiten a los usuarios guardar información de cualquier tipo y poder tenerla alojada en servidores activos las 24 horas del día y los 365 días del año. En términos empresariales son un concepto mercadológico que engloba soluciones de respaldo y administración de información en línea. Muchas son las empresas que están optando por deslocalizar su almacenamiento de datos en proveedores variados como Google, Amazon, Dropbox,…

¿Cómo van a afectar estos cambios al trabajo del auditor externo e interno?

A nadie se le escapa que las herramientas de trabajo del auditor han cambiado a un ritmo vertiginoso. Se ha pasado de la maquina de escribir y el documento manuscrito a los ordenadores portátiles, smartphones y tabletas en unas pocas décadas.

Pero en mi opinión, el cloud computing puede dar un nuevo giro de tuerca al método de trabajo del auditor. Como bien dice el economista Samuel A. Mantilla, “necesitamos entender que los procesos de auditoría tendrán que realizarse en la nube, en tiempo real. Ello quiere decir que la comprobación/verificación o la atestación del papel tenderán a ser remplazados por sistemas de auditoría que permitan, de parte del auditor, generar respuestas oportunas a las nuevas realidades del entorno computacional y de negocios”.

Compartir información en línea con nuestro equipo de auditoria y nuestros clientes nos va a permitir por una parte, mayor eficacia y rapidez en nuestro trabajo y por la otra un ahorro en costes estructurales de nuestra firma auditora.

Nueva tecnología, nuevos riesgos

El principal riesgo es, sin duda, la seguridad de los datos almacenados en el sistema. Últimamente, hemos conocido noticias sobre la vulnerabilidad de servidores de corporaciones de primer nivel como Sony.

Entre las medidas para minimizar estos riesgos están:

  • La contratación de estos servicios con empresas fiables y con una cierta reputación.
  • El análisis detenido del servicio que contratamos. Debemos conocer detalles de cómo se almacenará físicamente nuestra información, cómo se codificará en servidores físicos que comparten espacio de almacenamiento con información de otros clientes, si el proveedor emplea a externos, y cuáles son los procedimientos operativos de esas compañías.

*David Quiñones es Auditor en el Área de Auditoría

Que hablen mal pero que hablen

El pasado fin de semana decidí reservarme el domingo para pasarlo tranquila en casa, sin más pretensiones que la de disfrutar de una película entretenida. Para asegurarme el éxito, en todos los sentidos, bajé al videoclub de mi barrio que, por extraño que parezca, todavía le planta cara a la crisis y a la piratería, y alquilé un estreno.

He de confesar que no me resultó fácil decidirme. Estuve un buen rato mirando carátulas y leyendo sinopsis pero, al final, me dejé llevar por las críticas. La película que cogí fue una de esas llenas de nominaciones y galardones, una historia que prometía ser de las que dejan huella, y la dejó, pero no precisamente por ser un peliculón sino todo lo contrario. Tenía tantas expectativas puestas en ese DVD que experimenté una gran decepción al visualizarlo. Sinceramente he de confesar que si hubiera estado en el cine me habría salido de la sala. Al principio, pensé que no tardaría en llegar el giro que estaba esperando, ese cambio radical que aportaría dinamismo a la historia y salvaría mi tarde de domingo, pero nunca llegó. La película era lo que era, una serie de imágenes aburridas, y sin hilo conductor, ¡vamos!, lo que se podría traducir en una pérdida de tiempo y, en mi caso, también de dinero.

Mi cabeza no lograba entender cómo los expertos habían considerado ese film algo grandioso. Se me planteó un tipo de duda similar a la que te surge cuando vas a una exposición de arte moderno y te preguntas si lo que estás viendo es realmente arte, porque lo que sientes es que te están tomando el pelo…

Días después, al comentar con amigos y compañeros de trabajo mis impresiones sobre la película, descubrí que no era la única víctima. Un gran número reconoció que había acudido a ver el estreno al cine y se habían salido a los diez minutos, ahí estuvieron más listos que yo… Pero entonces ¿Cómo pudo ser un éxito de taquilla en los EEUU? ¿Tan diferentes son los gustos de los espectadores a ambos lados del charco?

La situación me indignó tanto que estuve dándole vueltas al asunto, leyendo sobre la película en internet y al final llegué a una conclusión: Una película aburrida lo es en cualquier parte del mundo y el que haya sido vista por tantos espectadores puede haber sido el resultado de una estrategia. Me explico, el que haya visto esta cinta no se ha quedado indiferente, están los que la han detestado y los que han querido leer entre líneas, en todo caso se ha suscitado una polémica a su alrededor y precisamente esos comentarios han servido para alcanzar el éxito de taquilla.

Que se hable de una obra para incrementar su tráfico no es algo nuevo. En el caso del marketing se han orquestado grandes campañas controvertidas que, precisamente gracias a las reacciones que han suscitado, han sido vistas por millones de usuarios y han logrado lo que pretendían, que se hable de la marca. Luego hay que reconocer que una valoración negativa crea curiosidad y estoy convencida de que muchos a los que les he dicho que no vean nunca esa película, la verán para forjarse su propia opinión y así se seguirá hablando de ella.

Como es por todos sabido, el éxito de las campañas, en especial en internet, es medible pero hasta que no se pone en marcha la campaña, su repercusión es incierta. Siempre hay que tener muy presente qué se hace, qué se pretende conseguir y a quién se dirige y no temer a los comentarios negativos, ya que muchas veces éstos pueden tener una repercusión mucho mayor que los positivos y lograr, por medios diferentes a los convencionales, que triunfe un producto. Las redes sociales son el mejor canal para lograr este fin, por eso yo les diría a las marcas que no teman los malos comentarios, no importa que se hable mal mientras se hable, luego habrá que saber valerse de esos contenidos para lograr los objetivos deseados. El boca oreja funciona y las críticas son siempre más beneficiosas que la indiferencia.

* Beatriz Taberner es Consultora en el Área de Consultoría

Integración de “Grupo Auditor Andrés González” en AUDALIA

Tenemos el placer de comunicar que, desde el pasado mes de enero, la firma “Grupo Auditor Andrés González” se integra en AUDALIA. Dicha firma, situada en Barcelona y cuyo socio es Jordi Andrés, comparte la misma filosofía, valores y cultura de AUDALIA, siendo el servicio al cliente nuestra principal prioridad.

AUDALIA tiene experiencia en el mercado nacional e internacional desde hace más de 25 años.

Con esta integración AUDALIA cuenta con más de 70 profesionales en las áreas de Auditoría, Asesoría Fiscal-Legal-Laboral y Consultoría. Os recordamos que somos miembros de MSI, alianza internacional de firmas de asesores y auditores con representación y cobertura en más de 100 países y con 200 asociados.

Iniciamos esta nueva singladura, en estos tiempos difíciles, con ilusión y esperanza!!!

Imagen de marca III

En los últimos estudios realizados sobre la “imagen de marca”, explicábamos el impacto que tiene una buena marca sobre los futuros candidatos, y os mostrábamos lo que piensan los empleados sobre su lugar de trabajo.

Este es el tercer y último post sobre “la imagen de marca” que complementa a los otros dos estudios realizados, en el que Lumesse te ofrece algunas consejos para mejorar tu percepción de la marca.

Para ver el estudio completo pulsa aquí

Imagen de marca I

Imagen de marca II

Permutas

Una permuta es un intercambio de activos no monetarios, o de una combinación de éstos con activos monetarios. Tras la entrada en vigor del NPGC, cambió ligeramente la contabilización de las mismas, ya que ahora hay que distinguir entre dos tipos:

Permutas no comerciales

Son aquellas que tienen por objeto activos de la misma naturaleza y uso para la empresa, es decir, los flujos de caja originados por el nuevo activo son similares a los originados por el antiguo.

Respecto a su contabilización, el bien recibido se registra por el menor valor entre:

  • Valor neto contable del bien entregado (incluyendo las contraprestaciones monetarias, si las hubiera).
  • Valor de mercado del bien recibido.

Por tanto pueden recogerse pérdidas, pero en ningún caso beneficios.

Permutas comerciales

Son aquellas en las que se intercambian activos de distinta naturaleza y/o uso para la empresa, y por tanto cambia significativamente el importe o la estructura de los flujos de caja originados por el nuevo bien.

En cuanto a su contabilización, el bien recibido se registra por el menor valor entre:

  • Valor de mercado del bien entregado.
  • Valor de mercado del bien recibido.

(Incluyendo en ambos casos las contraprestaciones monetarias, si las hubiera)

En la práctica se supone que ambos valores serán similares, ya que las posibles diferencias entre los valores de mercado de los bienes intercambiados, se compensarían con las posibles contraprestaciones monetarias.

Las diferencias entre dicho valor y el valor neto contable (que es lo que se dará de baja en contabilidad) irán a PyG, pudiendo registrarse no sólo pérdidas sino también beneficios.

Lo cierto es que lo más problemático puede ser el clasificar la permuta como comercial o como no comercial. La clave está en si los flujos de caja que vamos a recibir son similares o no a los que recibíamos con el bien entregado. Manteniendo el principio de prudencia, existe una presunción en la calificación de las permutas como no comercial, con el objetivo de evitar el reconocimiento del beneficio, en los siguientes casos:

–          Cuando no pueda obtenerse una estimación fiable del valor razonable de los bienes intercambiados.

–          Cuando no se puedan determinar los flujos futuros de efectivo.

–          Cuando se permuten activos de la misma naturaleza o uso.

* Juan Antonio Polo es Auditor en el Área de Auditoria