Bajo el título “Los medios sociales en España: La visión de la Alta Dirección”, se esconde el trabajo de investigación llevado a cabo por el IESE Business School sobre la relación de las empresas de nuestro país con los medios sociales. El estudio, que ha encuestado a 681 directivos, pretende arrojar luz sobre la utilidad e importancia que los dirigentes de las empresas le encuentran al mencionado soporte.

En líneas generales y haciéndonos eco del citado estudio, los resultados obtenidos podrían considerarse bastante exitosos, ya que, según dice el mismo, la mayoría de las empresas consideran a los medios sociales útiles herramientas para llevar a cabo acciones de marketing y comunicación.

Con todo, considerar a los medios sociales como herramientas  de gran potencial no significa que vayan a usarlas o que las estén usando sino que, por el contrario, las cifras demuestran que en la práctica todavía existe un latente miedo a aventurarse. En concreto, el informe explica que un 64% de las empresas encuestadas tiene en cuenta los medios sociales cuando planifican acciones de marketing pero desvela que éstas no cuentan con personal interno cualificado para gestionarlas. Esa ausencia de un Community Manager acaba haciendo que descarten los medios sociales.

Muchas empresas, motivadas por el boom que los medios sociales, crearon su página en Facebook o Twitter. Pensaron que había que estar presente en ellos, pero la falta de especialización, constancia o interés ha hecho que no se hayan molestado en mantener estas páginas actualizadas. Tener presencia en los medios sociales es muy importante pero si no se pueden gestionar es mejor esperar, ya que el abandono de estos soportes puede repercutir negativamente en la imagen de la empresa.

Quizá, en España, todavía no somos muy conscientes de las posibilidades reales de los medios sociales pero en Estados Unidos o Inglaterra la situación es bien distinta. Más de la mitad de las medianas y grandes empresas están gestionando sus departamentos de atención al cliente a través de las redes sociales. Así lo afirma el estudio  que publicó Sword Ciboodle and thinkJar.

Esta situación nos lleva a preguntarnos el porqué. La respuesta es tajante,  porque han sabido ver en estos soportes una herramienta capaz de ofrecer al cliente una atención inmediata, exclusiva y personalizada que acaba por fidelizarles.

Luego… ¿Acabarán por ser las redes sociales  imprescindibles para la comunicación y gestión de las empresas?

*Beatriz Taberner es Consultora en el Área de RRHH Lumesse