cuentas anuales

Como es conocido por todos con fecha 14 de marzo de 2020, el Gobierno de España decretó el estado de alarma sanitaria para paliar los efectos derivados de la pandemia originada por el COVID-19. Este hecho supone que muchas empresas no tengan formuladas sus cuentas anuales, dado que el límite  formulación de cuentas anuales se sitúa en el 31 de marzo del año en curso, para aquellas sociedades que cierren su ejercicio a 31 de diciembre. Como resultado de este hecho, las sociedades deberán incluir información referente al impacto de esta medida en la actividad de la empresa, incluyendo el resultado del análisis realizado por la Sociedad en la nota de Hechos posteriores de las cuentas anuales del ejercicio 2019.

Como es lógico, la información a ofrecer difícilmente puede ser realizada de una forma exhaustiva debido a que se desconoce el alcance en el tiempo de la medida impuesta por el Gobierno, la magnitud de las potenciales pérdidas económicas y el periodo de recuperación de la actividad económica de la empresa y de la economía en su conjunto. Desde Audalia Nexia, consideramos que se debe incorporar información relevante que sea conocida en el momento de formulación de las cuentas anuales, y en el caso de que fuera posible, se podría incluir una estimación de la evolución del negocio, en función de escenarios que puedan ser conocidos o controlados por la empresa. En este sentido, les podemos ofrecer algún ejemplo de información que pudiera ser facilitada en referencia a las medidas implementadas por la Sociedad en el momento de formulación de las cuentas anuales.

Ejemplo: medidas implementadas por la Sociedad al formular las cuentas anuales

  • Expedientes de regulación de empleo realizados por la Sociedad.
  • Cancelación temporal de contratos de suministro relevantes para la empresa.
  • Obtención de líneas de financiación que permitan el mantenimiento de la actividad.
  • Cese temporal de la actividad.

Si se opta  por ofrecer información sobre la evolución previsible del negocio, se debe tener en cuenta la dificultad en la previsión de los escenarios que se darán una vez terminado el periodo de alarma y la capacidad de las empresas para la vuelta a la normalidad. En este sentido, entendemos que tiene relevancia realizar un cálculo de este tipo, si nuestra empresa y la actividad a la que se dedica puede ser cuantificada de una forma sencilla.

Impacto de la información proporcionada en la nota de Hechos posteriores en el informe de auditoría

En el caso de que las cuentas anuales de la Sociedad estén auditadas, la información proporcionada por la Sociedad en la nota de Hechos Posteriores de las cuentas anuales será evaluada por los auditores, de tal forma que la información facilitada en la misma se debería centrar en hechos conocidos en el momento en el que se formulen las cuentas. Para el caso de que sea posible realizar una estimación de la evolución de la actividad de la Sociedad en el ejercicio 2020 y el efecto o efectos que tengan sobre la situación de la Sociedad, deberán estar basados en hechos comprobables y que sean fácilmente cuantificables.

Como resultado de la información proporcionada por la Sociedad, se podrían dar los siguientes escenarios cada una con un impacto diferente en la opinión del auditor sobre la misma:

  • El auditor considera la información ofrecida como fidedigna, relevante y no hay circunstancias que supongan una incertidumbre material sobre la continuidad de la empresa. En este caso, en términos generales no se reflejaría nada en el informe de auditoría.
  • La Sociedad no incluye una nota sobre hechos posteriores. En ese caso el informe del auditor normalmente incluiría una salvedad por no presentar en las cuentas anuales toda la información exigida por el marco de información financiera de aplicación.
  • La Sociedad no puede evaluar de forma consistente, si quiera cualitativamente, el impacto generado por la declaración del estado de emergencia y su evolución futura, o la información incluida no es contrastable por el auditor. En ese caso, el auditor se podría plantear el mencionar este hecho como una salvedad por limitación al alcance en su informe de auditoría.
  • El parón de la actividad y su evolución posterior ponen en riesgo la continuidad de la empresa. El auditor se puede plantear incluir un párrafo en su informe sobre una incertidumbre material sobre la empresa en funcionamiento, que como es sabido, no supone una salvedad.

Autores: * Pedro Rebollo es Gerente en el Área de Assurance & Audit