En el entorno de restricción del crédito bancario, tensiones de tesorería e incertidumbres de mercado en el que nos hayamos envueltos en la actualidad, se han popularizado a un nivel muy amplio una serie de operaciones de crédito y seguros que cada vez son más habituales en las empresas.

Este post pretende hacer una desambiguación sobre los términos y las operativas de las operaciones de Factoring, Confirming, Forfaiting y Seguros de cobro.

¿Qué es el Factoring?

El factoring es un instrumento financiero por el que empresas e instituciones reciben anticipadamente el importe de sus cuentas a cobrar, mediante la cesión de sus créditos comerciales a una entidad financiera. Ésta pasa a ser la única propietaria del crédito, y por lo tanto, titular de los derechos de cobro.

Los créditos susceptibles de factorización son los siguientes: créditos derivados de la venta de bienes y prestación de servicios u obras, tanto para ventas en el mercado nacional, como de exportación e importación.

Jurídicamente, la cesión de créditos se constituye en el eje sobre el que gira todo el contenido del contrato de factoring, y esta cesión de créditos se efectúa al amparo de los artículos 347 y 348 del Código de Comercio, y el artículo 1.526 y siguientes del Código Civil referentes a la transmisión de créditos.

Las ventajas del mismo son las siguientes:

• Anticipo de fondos.
• Reducción de saldos de clientes, mejorando por esta vía los ratios del balance y la liquidez de la sociedad.
• Cobertura del riesgo de insolvencias.

Las desventajas las podríamos resumir de la siguiente forma:

• La mayor desventaja asociada al factoring es, en caso de que la empresa baje en su facturación, que deja de conseguir financiar una parte importante de su circulante al tener menos volumen para el factoraje.
• Comisiones y gastos de las operaciones.
• No es susceptible la factorización de todos los clientes. Normalmente se suele asociar la misma a la calificación crediticia otorgada por agencias de Rating.

Atendiendo a la cobertura del Riesgo de insolvencia, existen dos opciones:

• Factoring Sin Recurso: La entidad financiera asume el 100% del riesgo de insolvencia de los deudores, renunciando a la posibilidad de cargarle al cedente las facturas que resultaran impagadas por este motivo.

• Factoring Con Recurso: En esta modalidad la entidad financiera no asume el riesgo de insolvencia de los deudores, posibilitando que si uno de los créditos cedidos por el cedente resultara impagado, la entidad financiera retrocedería el anticipo efectuado sobre dicho crédito.

¿Qué es el Confirming?

Es un servicio para aquellas empresas que desean sustituir los sistemas tradicionales de pagos (letra de cambio, recibo, transferencia, cheque, pagaré, etc.) por un sistema que permite simplificar los trámites administrativos, comerciales, y financieros, tanto para pagos en mercado nacional como de exportación o importación.

La entidad financiera, se encarga de procesar la relación de facturas recibidas de los clientes y ofrece a sus proveedores la posibilidad de escoger entre:

• Anticipar, Sin Recurso, el cobro de las facturas en función de sus necesidades de tesorería.
• Cobrar en la fecha establecida al vencimiento.

Dentro de los servicios ofrecidos en el producto a los clientes, se encuentra la posibilidad de recompra de los créditos anticipados por la entidad financiera a los proveedores. Esto permite utilizar posibles puntas de tesorería de los clientes a cambio de una bonificación por parte de la entidad financiera por la cancelación anticipada.

No existe una normativa del confirming como tal. En la relación inicial Cliente – Factor o Entidad Financiera, se aplicarán las normas del mandato (Arts. 1.709 a 1.739 del Código Civil) y, en su caso, y más concretamente las normas mercantiles (Arts. 244 y siguientes del Código de Comercio), por tratarse de una operación de comercio y entre comerciantes, configurado, en todo caso, como irrevocable.

Ventajas:

  • Permite que las compañías se beneficien de un porcentaje de las comisiones y márgenes aplicados en las disposiciones anticipadas del confirming.

Desventajas:

  • En la actualidad, sólo suelen beneficiarse de este tipo de productos las compañías con nivel de liquidez alto y probado.

¿Qué es el Forfaiting?

El Forfaiting es un instrumento de financiación de comercio exterior consistente en la compra sin recurso al cedente de un cierto medio de pago internacionalmente aceptado (pagarés, letras de cambio, etc.). Éste estará frecuentemente avalado por un banco cuyo origen puede ser una operación comercial e incluso una operación financiera a corto, medio y/o largo plazo.

La cláusula “sin recurso” establece que en caso de que el efecto resultara impagado, la entidad financiera no ejercería vía de retorno contra cualquiera de los demás intervinientes.

Ventajas:

• Aumenta la liquidez de la empresa, ya que el importe de la exportación se cobra al contado. Así, necesitará dedicar menos recursos financieros para realizar sus operaciones comerciales.
• Evita la dotación para insolvencias: Al traspasarse el riesgo de no pago la entidad financiera, evita un impacto negativo en la cuenta de resultados y las provisiones.
• Elimina parte del el riesgo comercial y político: Permite descontar sin recurso los documentos de giro, por lo que el exportador elimina el riesgo político y de insolvencia de sus clientes.
• Elimina, en parte, riesgos de tipo de cambio: el exportador, al no tener que esperar a los sucesivos reembolsos, no corre el riesgo de devaluaciones futuras de divisas.

Desventajas:

  • Al igual que en el confirming, sólo están disponibles este tipo de productos para las compañías con un alto nivel de liquidez y sólo para medios de pago emitidos por sociedades o entidades con máxima calificación crediticia.

¿Qué es un Seguro de Crédito?

Se trata de un producto en el que una Compañía aseguradora, a cambio de una prima anual, garantiza al Asegurado, en un cierto porcentaje, y hasta un límite máximo de veinticinco veces la prima pagada, las pérdidas que sufra por motivo de insolvencia de sus deudores.

* Iago Fernandez es Auditor Senior en el Área de Auditoría