Employee Persona. Marketing aplicado a recursos humanos

Employee-persona

Muchas veces la gente se cuestiona desde cuándo existe realmente el marketing. Aunque el término se acuñó en EE.UU. en 1906, su esencia nació en el momento que el ser humano empezó a hacer trueques aplicando técnicas para hacer sus posesiones más deseables. Pero el marketing que aplicaron nuestros antepasados en las cuevas no solo se centra en el producto. Probablemente el elemento más importante para el marketing es la persona.

En recursos humanos no es menos. Como es sabido, el activo más importante para cualquier empresa son las personas que las componen y por ello los departamentos de recursos humanos son tan valiosos para el desarrollo de cualquier organización.

Del Buyer Personal al Employee Persona: el empleado tipo

El término Buyer Persona ha nacido con la aparición del marketing digital y es la base de cualquier estrategia de contenidos. Para los marketeros (marketinianos o frikis del marketing) es la definición más exacta posible del usuario que consumirá nuestro producto y que fija la hoja de ruta ante cualquier tipo de estrategia a llevar.

Esto también existe en la función de recursos humanos bajo la denominación “Employee Persona” y consiste en definir con la mayor profundidad al empleado tipo de la organización y el tipo de personas para los que  queremos que la empresa sea muy atractiva.

Al igual que en marketing, tener bien definido este empleado modelo nos ayudará a optimizar los esfuerzos de la empresa, aunque en este caso los objetivos varían sensiblemente. Si creamos estrategias en base al “employee persona” facilitará el trabajo de RR.HH. para:

  • Crear un programa de desarrollo de engagement y que el sentimiento de pertenencia del empleado aumente, reduciendo los ratios de rotación (con sus costes asociados) y aumentando su rendimiento.
  • Poner en marcha políticas de comunicación interna. Al tener “fijado” el empleado tipo que trabaja en la empresa es más fácil diseñar la comunicación a su medida que si pensamos en una masa de personas, ya que corremos el riesgo de pensar en los individuos que tienen inquietudes muy diferentes a las del resto.
  • Contratar de forma más rápida al mejor talento. Sin duda el diseño de este employee persona nos ayudará a desarrollar las estrategias más adecuadas aplicadas al inbound recruiting.

¿Cómo diseñar mi employee persona?

Esta tarea es más fácil en las pequeñas empresas que en las grandes, por ello, cuando tenemos una gran cantidad de empleados lo recomendable es hacer 3 o 4 employee persona. Debemos pensar en los perfiles más numerosos y que más defina a nuestro personal y también en el perfil que queremos captar.

Nombre

Como el objetivo de este desarrollo es aglutinar a todos los empleados en uno único y para ello siempre hay que ponerle un nombre como puede ser Juan, María o Pedro. De este modo cuando estemos desarrollando nuestro trabajo nos referiremos a estos perfiles con nombres de personas y nos será más fácil identificarlos. Lo usarás tanto que te parecerán de tu familia.

Puesto

Es importante adjudicarle su propio puesto. Evidentemente este puesto ha de ser real dentro de la organización, es decir, evita el término Príncipe de Zamunda o Guerrero del Caos. Al tener varios employee persona puedes hacer uno de cada área de la empresa o de cada nivel.

Antigüedad en la empresa

La forma que tenemos de comunicarnos con el becario recién incorporado es distinta del manager que lleva 12 años en la organización. Esto te ayudará definir mejor el contenido de tus comunicaciones ya que el que lleva mucho tiempo en la empresa requiere menos información que el nuevo.

Gustos personales

Añade a tu employee persona elementos que lo haga lo más real posible incluyendo preferencias como deportes que le gusta practicar, hobbies o animal doméstico. No debemos olvidar que tenemos que completar la mayor información posible.

Biografía

Incluye una pequeña bio con estudios, habilidades, proyectos en los que ha participado o experiencia y sigue completando su perfil.

Nivel jerárquico

En todas las empresas hay jerarquías y en tu employee persona no puede faltar. Aplica la jerarquía que tengas aplicada en tu empresa.

¿A quién reporta?

Todo empleado reporta a alguien. Puedes personalizarlo todo lo que quieras pero mejor usar un puesto y no una persona.

Localización

En las empresas más grandes podemos tener a nuestro staff repartido por varias oficinas y el perfil que estás creando también tendrá que trabajar en alguna ciudad.

Habilidades tecnológicas

En según qué tipo de estrategias esto puede ser determinante. Si se va implantar alguna herramienta tecnológica contar con este parámetro puede ser definitivo a la hora de comunicarlo o preparar formación para su uso.

Otros aspectos necesarios…

Completa el perfil con lo que creas que es relevante para la actividad de tu organización. Si eres la NASA a lo mejor deberías plantear incorporar si le gusta o no viajar fuera del planeta.

Te planteamos un ejemplo que quizás te ayude.

Employee-persona-ejemplo

Ya lo he diseñado. ¿Y ahora qué?

Una vez creados nuestros employee persona sólo queda tenerlos muy presentes en todas las estrategias que estemos implementando, y así optimizaremos nuestro esfuerzo para alcanzar grandes resultados.

En los departamentos de marketing, una vez que contamos con este buyer persona se desarrolla otro elemento que ayuda a la optimización de los mensajes al cliente. Este elemento es el customer journey, pero otro día entraremos en el employee journey.

¿Ya tienes tu buyer personal?, perdón, ¿tu employee persona?

Jaime NavarroLinkedin_circulo