carrera-de-las-empresasEl domingo 18 de diciembre, varios profesionales de Audalia Nexia decidieron participar en la carrera de las empresas. Agrupados en diferentes equipos y portando la camiseta corporativa recorrieron los kilómetros que les separaban de la meta. Tras el esfuerzo realizado todos comentaron haberse sentido satisfechos por los resultados obtenidos y por haber podido compartir con los compañeros esa experiencia. Algunos de ellos han querido redactar unas líneas. Te invitamos a leerlas:

“Cuando se nos propuso la idea de participar en La Carrera de las Empresas, los “runners” del equipo no dudaron en participar. Pero en mi caso, y aunque me he iniciado hace poco en esta práctica, tengo que decir que tampoco lo dudé. Me pareció una gran idea para pasar un domingo diferente con los compañeros.

 Estuvimos muy unidos desde primera hora de la mañana, el madrugón y el frío no estaban a nuestro favor, pero todo cambia cuando comienza la carrera, empiezan a aumentar tus pulsaciones, y todo tu alrededor es una marea de colores que disfrutan haciendo deporte, y que están con las mismas ganas que tú de participar.

 Cuando te das cuenta, todo ha acabado. Las principiantes nos quedamos con ganas de más, y muy satisfechas por nuestra primera carrera popular. Los más veteranos, muy contentos con sus tiempos.

¡Enhorabuena a todos por esas marcas, gran trabajo! y a quienes no corrieron pero vinieron a darnos ánimos

¡La próxima más y mejor!

Marta Fernández Menchero es Asistente en el Área de Asesoría Laboral

“Hace unos meses nuestros compañeros nos propusieron participar en la carrera de las empresas. Al principio no estábamos muy convencidas ya que no somos unas aficionadas al running y, por supuesto, iba a ser nuestra primera carrera. Una carrera de sólo 6 kilómetros, ¿Qué son 6 km cuando muchos de nuestros compañeros corren más de 21?

Cuando ves a la gente corriendo por la Castellana y piensas: “mírales, con sus camisetas y pantalones cortos en pleno invierno, sin sudar, con caras de felicidad…” es en ese momento en el que crees que correr no requiere casi esfuerzo, ¿por qué no probar?

 Al ver la  ilusión que les hacía a nuestros compañeros realizar una actividad conjuntamente en equipo, finalmente decidimos apuntarnos, porque en el fondo pensábamos que era una muy buena idea.

¡Qué ilusas! Requiere entrenamiento, constancia, sudor, dolor… pero sobre todo ilusión.

 Comenzamos a entrenar una o dos veces por semana, para poder simplemente acabar la carrera (6 km eran un mundo). Al día siguiente de los entrenos,  llegábamos a la oficina  y les comentábamos los tiempos a los compañeros , los cuales se reían y cuestionaban nuestras futuras marcas: “¿Cómo vais a hacer 6km en 60 minutos? ¡Eso no puede ser!”. Con todo ello, nos propusieron una apuesta muy sencilla, si terminábamos la carrera en menos de 50 minutos les invitábamos el lunes a desayunar(sin duda nos dejamos llevar por los tiempos en los entrenamientos).

 Empezó la carrera y la cuesta arriba de la Castellana se hizo muy dura pero en la cuesta abajo todo fue motivación y ganas de realizar un buen tiempo.

 Finalmente nuestras estimaciones eran erróneas, y nuestros compañeros ganaron la apuesta. El tiempo oficial fue de 43 minutos, con lo que nuestros mejores deseos, ganaron a la razón inicial que estimábamos. ¿Cómo pudimos hacer un tiempo menor al que pensábamos? Debido a la motivación, la ilusión y el trabajo en equipo durante la carrera nuestros tiempos mejoraron.

 Pero después del “subidón” llega el “bajón”… El lunes fue un día de agujetas y dolor.

 A pesar de las agujetas, tirones y dolores de cabeza por las mil y una dudas antes de la carrera estamos muy felices y sobre todo muy orgullosas por haber tomado parte de esta experiencia y demostrar que cualquier cosa es posible con ilusión. ¡El año que viene repetimos!”

Silvia Lastras y Elisabet Gracia son Consultoras en Área de Consultoría de Audalia Lumesse

wa0009

grupo-audalia-laes-nexia

 

 

 

Gracias a nuestra compañera Laura Hoyos , técnico de sistemas y soporte en Audalia Nexia, por madrugar para animar a los compañeros y sacar unas fotos tan divertidas.