A partir de 01-01-2011 entra en vigor la nueva prestación económica destinada a los progenitores, adoptantes o acogedores que reduzcan, al menos en un 50% su jornada de trabajo (con la consiguiente reducción salarial) para el cuidado del menor a su cargo afectado por cáncer u otra grave enfermedad que requiera ingreso hospitalario de larga duración.

La prestación consiste en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora que esté establecida para la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales, y en proporción a la reducción que experimente la jornada de trabajo, y con una duración máxima limitada hasta que el menor cumpla 18 años.

«Esperamos que desde la responsabilidad de todos, ayudemos a que medidas como estas, alivien el sufrimiento de parejas que están viviendo, estas terribles situaciones«.

* Borja Prieto es Gerente del Área de Asesoría