Existe hoy en día una tendencia muy acusada a valorar las medidas que puede proponer una empresa para que sus trabajadores concilien la vida laboral y la familiar.

Existen otros derechos que deben ser armonizados como la posibilidad de formarse y crecer profesionalmente, en concreto armonizar formación y estudios con el trabajo por cuenta ajena.

Este derecho está amparado en el artículo 23 del Estatuto de los trabajadores y en el Convenio 140 de la Organización Internacional del trabajo, en concreto:

1.    Disfrutar de los permisos necesarios para asistir a exámenes.

2.    Preferencia de elección de turno, en caso de estar bajo dicha modalidad.

3.    Adaptación de jornada ordinaria.

 Estos cursos están delimitados a la obtención de un título académico o profesional, es decir tanto formación reglada como cursos de formación de especialistas en oficios.

* Borja Prieto es Gerente del Área de Asesoría Laboral