¿Qué pasará con las importaciones y las exportaciones tras el Brexit?

Brexit

La salida de Reino Unido de la Unión Europea prevista para el próximo 29 de marzo no está clara. A un mes de la fecha y tras una carrera de negociaciones que empezaron hace casi dos años todo está en el aire pese a la intención, por parte de Theresa May de cumplir con lo fijado.

El Gobierno de May ha comunicado que hasta el próximo 12 de marzo no tiene intención de someter a votación ante la Cámara de los Comunes el acuerdo de salida. Según parece el motivo por el que ha elegido este día es puramente estratégico y responde a una intención de ganar tiempo. Si este planteamiento falla deberá solicitar una prórroga que tendrá que ser aprobada por los 27 y consentida por la propia May para que Bruselas pueda llevarla a efecto.

Las implicaciones del Brexit en el movimiento de mercancías son evidentes. Cuando Reino Unido salga de la UE no se mantendrá un espacio abierto y todo se ralentizará desde un punto de vista logístico y administrativo. El marco que estipula el actual acuerdo, indica que podría haber aranceles en algunos productos y que en ningún caso podrán ser abusivos. Es evidente que este acuerdo es muy ambiguo en estas cuestiones y que hará falta una bola de cristal para predecir los futuros movimientos de la UE y de UK.

7 pasos para un comercio exitoso con UK

Esta claro que unos de los múltiples beneficios que tiene operar dentro de la Unión Europea es  la eliminación de fronteras, tanto desde un punto de vista fiscal como operativo. Con el nuevo escenario que se planea habrá que tener en cuenta ciertos factores para no incurrir en errores que nos cuesten caros:

  1. Si operamos importando o exportando a Reino Unido hay que registrar a la sociedad en la Autoridad Aduanera Nacional.
  2. Es importante evaluar nuestro negocio para saber si realmente está preparado para seguir comerciando con el país desvinculado. Tendremos que contar con capacidad humana, técnica, así como con todas las autorizaciones e infraestructuras aduaneras necesarias.
  3. Antes de continuar con la exportación tendremos que realizar una consulta al Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, dependiente de la Agencia Tributaria, por si existieran simplificaciones y/o facilidades.
  4. Si vamos a operar de forma recurrente puede ser interesante registrarse como operador económico autorizado.
  5. Si se exporta desde España, el IVA no habrá que declararlo desde origen, sino  en el destino, por lo que hay que registrarse en la Ventanilla Única del Reino Unido.
  6. Hay que tener en cuenta que el Brexit no solo nos afecta a nosotros, si no que también puede afectar a tus proveedores, transportistas, etc. Todo esto seguramente afectará directamente a nuestra cadena de suministro, por lo que, para tener el negocio bajo control, tendremos que rediseñar nuestra forma de proceder junto con ellos.
  7. Fórmate y forma a tu gente para el nuevo escenario. Esta claro que tus profesionales se mueven con gran soltura en el marco español y europeo, pero el escenario va a cambiar; por ello habrá que enseñarles a trabajar fuera de las fronteras europeas.