Ley 5/2021 de 12 de abril

El pasado 12 de abril se aprobó la Ley 5/2021, que ha venido a modificar determinados aspectos del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital (“LSC”), en lo que respecta al fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas en las sociedades cotizadas, fruto de la transposición de la Directiva (UE) 2017/828 a nuestro ordenamiento.

No obstante, además de lo anterior, la Ley modifica aspectos muy relevantes que afectan a las sociedades no cotizadas, como son la regulación de las Juntas telemáticas y los deberes de los administradores y las personas vinculadas a ellos, sobre los que nos centramos en este artículo y cuya entrada en vigor se producirá el próximo 3 de mayo.

Artículo 182 LSC

Se modifica el artículo 182 LSC, que posibilita la asistencia por medios telemáticos a las Juntas Generales de toda clase de sociedades de capital.

El órgano de administración deberá, al momento de remitir la convocatoria a los socios, describir la forma y plazos en que éstos podrán ejercitar sus derechos, así como acordar la remisión con antelación a su celebración de las propuestas e intervenciones que los socios que vayan a asistir de forma telemática pretendan realizar en la Junta.

Las respuestas a las solicitudes de información realizadas se resolverán en la propia Junta o por escrito durante los siete días siguientes.

Se añade un nuevo apartado, 182 bis, en el que se regula la celebración de las Juntas íntegramente telemáticas.

Para ello será requisito necesario recoger, mediante la correspondiente modificación estatutaria, dicha posibilidad en los Estatutos Sociales.

Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  • Garantizar debidamente la identidad y legitimación de los socios
  • Que todos los asistentes puedan participar en la reunión mediante los medios audiovisuales adecuados, pudiendo remitir mensajes escritos durante su celebración; asegurando de esta forma el ejercicio en tiempo real de los derechos de palabra, información propuesta y voto, a la vez que seguir las intervenciones del resto de asistentes.

El órgano de administración deberá implementar las medidas técnicas necesarias de acuerdo con las circunstancias de la Sociedad, especialmente su número de socios.

En el anuncio de la convocatoria se informará de los trámites requeridos para el registro de los socios y la formación de la lista de asistentes, para el ejercicio por estos de sus derechos y para el ejercicio de sus derechos y el adecuado reflejo en el Acta del desarrollo de la Junta.

Además, la asistencia no podrá supeditarse en ningún caso a la realización del registro con una antelación superior a una hora antes del comienzo de la reunión.

Las respuestas a los socios o sus representantes que ejerciten su derecho de información durante la Junta se resolverán conforme a lo dispuesto en el articulo 182 LSC.

La Junta se considerará celebrada en el domicilio social con independencia de donde se halle el Presidente.

Deberes de los administradores y personas vinculadas: conflictos de interés y régimen de dispensa

Otro de los aspectos que viene a modificar la citada Ley 5/2021 es el relativo a los deberes de los administradores de las sociedades de capital. Concretamente, se refuerza el deber de diligencia contenido en el artículo 225.1 LSC que pasa a tener la siguiente redacción:

Los administradores deberán desempeñar el cargo y cumplir los deberes impuestos por las leyes y los estatutos con la diligencia de un ordenado empresario, teniendo en cuenta la naturaleza del cargo y las funciones atribuidas a cada uno de ellos; y subordinar, en todo caso, su interés particular al interés de la empresa.

Así mismo, en virtud de la nueva redacción del artículo 231 LSC, se amplían los sujetos que tendrán la consideración de “personas vinculadas a los administradores”, sean estos personas físicas o jurídicas.

  1. A efectos de los artículos anteriores, tendrán la consideración de personas vinculadas a los administradores:
  • El cónyuge del administrador o las personas con análoga relación de afectividad
  • Los ascendientes, descendientes y hermanos del administrador o del cónyuge del administrador.
  • Los cónyuges de los ascendientes, de los descendientes y de los hermanos del administrador.
  • Las sociedades o entidades en las cuales el administrador posee directa o indirectamente, incluso por persona interpuesta, una participación que le otorgue una influencia significativa o desempeña en ellas o en su sociedad dominante un puesto en el órgano de administración o en la alta dirección. A estos efectos, se presume que otorga influencia significativa cualquier participación igual o superior al 10 % del capital social o de los derechos de voto o en atención a la cual se ha podido obtener, de hecho o de derecho, una representación en el órgano de administración de la sociedad.
  • Los socios representados por el administrador en el órgano de administración.

2. Respecto del administrador persona jurídica, se entenderán que son personas vinculadas las siguientes:

  • Los socios que se encuentren, respecto del administrador persona jurídica, en alguna de las situaciones contempladas en el apartado primero del artículo 42 del Código de Comercio.
  • Los administradores de derecho o de hecho, los liquidadores y los apoderados con poderes generales del administrador persona jurídica.
  • Las sociedades que formen parte del mismo grupo y sus socios.
  • Las personas que respecto del representante del administrador persona jurídica tengan la consideración de personas vinculadas a los administradores de conformidad con lo que se establece en el apartado anterior.

Artículo 231 bis:

En relación con las operaciones intragrupo que realice la sociedad con su sociedad dominante u otras filiales, sujetas a conflicto de interés, se introduce un nuevo artículo 231 bis:

  1. La aprobación de las operaciones que celebre la sociedad con su sociedad dominante u otras sociedades del grupo sujetas a conflicto de interés corresponderá a la junta general cuando el negocio o transacción en que consista, por su propia naturaleza, esté legalmente reservada a la competencia de este órgano y, en todo caso, cuando el importe o valor de la operación o el importe total del conjunto de operaciones previstas en un acuerdo o contrato marco sea superior al 10 % del activo total de la sociedad.
  2. La aprobación del resto de las operaciones que celebre la sociedad con su sociedad dominante u otras sociedades del grupo sujetas a conflicto de interés, corresponderá al órgano de administración.
  3. La aprobación de operaciones podrá ser delegada por el órgano de administración en órganos delegados o en miembros de la alta dirección siempre y cuando se trate de operaciones celebradas en el curso ordinario de la actividad empresarial, entre las que se incluirán las que resultan de la ejecución de un acuerdo o contrato marco, y concluidas en condiciones de mercado. El órgano de administración deberá implantar un procedimiento interno para la evaluación periódica del cumplimiento de los mencionados requisitos.
  4. No se considerarán operaciones realizadas con una sociedad del grupo sujeta a conflicto de interés aquellas realizadas con sus sociedades dependientes, salvo cuando en la sociedad dependiente fuese accionista significativo una persona con la que la sociedad no podría realizar la operación directamente sin aplicar el régimen de operaciones con partes vinculadas.

En el caso de las sociedades cotizadas, su regulación viene contenida en el artículo 529 LSC.

 

Daniel BlancoLinkedin_circulo