En los últimos años debido a la crisis y a los escándalos fiscales, los gobiernos están aumentando el control para la evasión de capitales a paraísos fiscales como forma para evitar pagar impuestos. La Unión Europea estima que las arcas públicas pierden entre 50.000 y 70.000 millones de euros al año en cuestiones de blanqueo de capitales.

¿Que va hacer la UE para impedirlo?

Para evitarlo, la Comisión Europea ha propuesto estrictas normas de transparencia para abogados, bancos, contables y asesores fiscales, cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2019.

Se trata de notificar a las autoridades fiscales del país miembro involucrado determinadas operaciones relacionadas con sistemas de planificación fiscal transfronteriza. Esta información se intercambiará automáticamente entre los estados miembros a través de una base

centralizada. Esto permitirá avisar a los países de nuevos riesgos de elusión fiscal y así adoptar medidas para bloquear estas prácticas ilegales.

¿Quién está obligado a notificar estos movimientos?

Esta obligación de comunicar estas circunstancias debe realizarse o por el contribuyente   o bien por los propios asesores. Serán los Estados miembros los que determinen las sanciones a aplicar a quienes incumplan con esta obligación de información.

Tipos de operaciones que tendrán que ser informadas

Como ejemplo de operaciones tributarias que tendrán que ser reportadas, se puede señalar:

  • Pagos transfronterizos a un beneficiario que resida en un paraíso fiscal.
  • Operar en una jurisdicción con una estructura legal de baja tributación contra el lavado de dinero.
  • Crear una estructura de comisiones entre el asesor y el contribuyente en base al importe ahorrado de ser pagado al estado.
  • La realización de operaciones que permita a un mismo activo obtener beneficios fiscales en más de un país.

Queda claro que esta propuesta pretende atajar la planificación fiscal agresiva de determinados clientes, así como la de sus asesores contables, legales y fiscales. Con todo esto sobre la mesa surge la duda: ¿Cómo evolucionará las “restricciones” en este sentido?. Debemos estar despiertos a las novedades que se implanten día a día para evitar sustos.

Autor: Conchita Aguilar Linkedin_circulo